dedicado a la evolución del alma

TERAPIA DE PAREJA Y DE FAMILIA

TERAPIA DE PAREJA Y DE FAMILIA

Cuando dos personas deciden unir sus vidas, unen mucho más de lo que a primera vista parece. Cada una de ellas tiene una personalidad, un origen, una cultura, unos valores, una historia familiar y una perspectiva diferente de los acontecimientos, de las relaciones, de la convivencia en pareja y/o de las nuevas responsabilidades. Asimismo, cada persona de esa pareja está en un momento concreto de su evolución y de su desarrollo, tiene su autoestima, su asertividad y sus habilidades sociales en un determinado estado, y expresa todo eso en la relación, tanto en positivo como en lo contrario.

Con frecuencia, esas diferencias, especialmente si son muy acusadas y no se han trabajado con anterioridad, dan lugar a conflictos y dificultades que el amor, por si sólo, no puede impedir ni resolver. Posteriormente, con el nacimiento de los hijos, esas diferencias y conflictos se hacen más fuertes y ya no afectan sólo a los miembros de la pareja sino al grupo familiar en general. Después, a medida que los niños crecen y expresan su personalidad, también pueden surgir situaciones que requieren una orientación profesional para la buena marcha de la familia.

La terapia de pareja y de familia, en un marco de comprensión y respeto mutuos, ayuda a resolver esos problemas, y sobre todo, a crear una relación más sana y enriquecedora para todos, que repercutirá positivamente en todas las áreas en que cada miembro de la pareja y de la familia participe, logrando también una comunicación más abierta y sincera, una mejor expresión de las emociones y de los sentimientos, favoreciendo igualmente tanto el desarrollo de cada persona como el de la pareja y de la familia en su conjunto.