ROSA MÍSTICA: TRINIDAD DE ROSAS

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

Escuela para la Evolución del Alma

 

 

ROSA MÍSTICA: TRINIDAD DE ROSAS

 

                                                                  En la Grecia y la Roma clásicas, la rosa era un símbolo del amor y la belleza, así como también de Afrodita/Venus, la diosa por excelencia del amor que tenía, y sigue teniendo, el poder alquímico de transformar lo burdo de la materia en la hermosura del espíritu. La rosa se convirtió con el tiempo en símbolo de María, la madre de Jesús de Nazaret, encarnación de la Divina Femenina que perduró hasta el presente, cuando el culto a la Diosa fue relegado y reemplazado por el culto al Dios único del dogma católico romano.

                                                                  La Madre María es, porta e irradia una energía electromagnética denominada Rosa Mística o Trinidad de la Rosa, compuesta por una trinidad de rosas: blanca, roja y dorada. La rosa blanca representa la energía masculina y la pureza. La rosa roja es símbolo de la energía femenina, del amor y de la compasión. La rosa dorada representa la energía andrógina, la plata y el oro alquímico del ser y lo más valioso de todo cuanto existe: el alma y el espíritu.

                                                                  Para la Orden Rosacruz, la Rosa simboliza la sangre que Jesús dejó en la cruz, es decir, la vida espiritual con la que regó la materia, así como también los siete niveles de iniciación requeridos para alcanzar la maestría y la unidad con el Cristo cósmico, una vez lograda la unión con el Cristo interior que anida en cada ser humano, y su correspondiente expresión en el mundo terrestre. En este segundo aspecto, la Rosa simboliza el desarrollo gradual de la realización espiritual, así como el triunfo del espíritu sobre la materia, si bien ésta es absolutamente necesaria para que esa evolución interior sea llevada a cabo, pues es en el mundo denso y material donde el alma se despierta cada día, para poder realizar en él sus cometidos evolutivos y llevar a cabo sus propósitos cada jornada. La materia también es espíritu, aunque densificado. El espíritu también es materia, en su grado más sutil.

 

 

ROSA MÍSTICA.jpg

 

                                                                       La Rosa, con sus múltiples pétalos, evoca la sabiduría, absorbida primero y compartida después, a través del despliegue de todos y cada uno de ellos. La Rosa también simboliza el corazón, evocando la plata y el oro del espíritu que alberga siempre en el interior de la naturaleza humana, pleno de amor y compasión por todo cuanto existe, esperando a ser descubierto y expresado en la realidad cotidiana. El centro de la Rosa siempre nos lleva a la unidad, con nosotras mismas primero, y con todo cuanto nos rodea después. Su fragancia, posiblemente una de las más sublimes que existen, también nos recuerda el olor de la santidad, esa que no consiste en renunciar a la existencia terrestre para retirarse a un lugar apartado, estar lejos del mundo y rezar por la humanidad, sino la que nos lleva a reconocer nuestra esencia divina, eternamente viva, alinearnos con ella y tomarla como directora de nuestra vida, puliendo todas las aristas de nuestro ser y convirtiéndonos en la luz radiante que somos y que estamos destinadas a esparcir por dondequiera que vamos, transformándonos también en esa Rosa Mística y expresándola cada día.

 

María Sánchez-Villacañas de Toro 

 

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

Escuela para la Evolución del Alma

 

Psicología y psicoterapia. Sanación

Astrología. Cosmología Maya. Numerología

Tarot. Kábala. Registros Akáshicos

Viajes Sagrados y Conscientes

Elixires y cosméticos alquímicos

 

VESICA PISCIS TOURS

Viajes Sagrados y Consciente

 

 

+34 627 12 09 47

metamorfosisyvida2013gmail.com

vesica.piscis.tours@gmail.com

www.desarrolloycrecimiento.es

http://metamorfosisyvida.wordpress.com

http:// vesicapiscistours.wordpress.com

 

 

(c) Texto e imágen: María Sánchez-Villacañas de Toro (15-XI-2018)