LUNAS LLENAS ANUALES, DE ARIES A PISCIS

 

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

ESCUELA PARA LA EVOLUCIÓN DEL ALMA

 

LUNAS LLENAS ANUALES, DE ARIES A PISCIS

 

                                                                                        Las Lunas Llenas anuales de Aries a Piscis y algunas de sus características, son las siguientes:

 

LUNA DEL HACEDOR DE VARITAS MÁGICAS

 

                                                                                        La Luna del Hacedor de Varitas Mágicas es la Luna Llena de Aries y representa el divino impulso que mueve la creatividad. Los talentos artísticos a menudo son un recorrido solitario, un asunto tanto de autodesarrollo como de afinar los talentos continuamente. Aries es el signo de la búsqueda, la chispa que inicia una misión personal en la vida. L@s artistas bruj@s pueden elegir aplicar sus talentos como una forma de arte sagrado. Hacer varitas mágicas es un excelente ejemplo, porque no sólo las fabrican sino que también las cargan y las consagran, dejándolas preparadas para utilizar.

                                                                                        Así como las tres Lunas Llenas anteriores a ésta (Capricornio, Acuario y Piscis) resaltaron el servicio y la simpatía, ésta da relevancia a la brillante individualidad. Cada persona es una mezcla única de talentos y dones, de la que los grupos salen espléndidamente beneficiados cuando esos talentos se comparten.

                                                                                        Si trabajas en solitario, puedes confeccionar un mantel para el altar, un candelabro o una varita para el ritual de esta Luna Llena, o bien decorar un artículo manufacturado por ti. Elijas lo que elijas, cuando termines tu trabajo debes consagrar el objeto con los cinco elementos: éter (incienso), fuego (llama de una vela), aire (pluma de ave o flores), agua (asperger unas gotas de agua sobre el objeto) y tierra (sal gorda). Posteriormente le conferirás un uso mágico y sagrado, determinando con la fuerza de tu intención y de tu voluntad el propósito con el que has fabricado o decorado el objeto y a qué lo vas a dedicar. Luego, protégelo con una funda o bolsa especial y guárdalo en un lugar seguro para que esté listo cuando lo necesites. El ritual de un grupo puede incluir las mismas actividades que el individual y también se puede aprovechar ese tiempo para la creación de objetos sagrados. Cada persona del grupo puede nombrar y dedicar un talento específico o proyecto a cierta deidad y pedir su bendición.

 

LUNA DE ROSA RUBÍ

 

                                                                                        La Luna de Rosa Rubí es la Luna Llena de Tauro y presenta a nuestro satélite en su gloria, que aparece como una rosa de luz pura y brillante en el cielo nocturno. La asamblea de un grupo de trabajo espiritual o de desarrollo personal es un espacio en el que sus miembros pueden compartir el despliegue de su destino en un entorno de apoyo mutuo. Los logros espirituales y personales del grupo tendrían que beneficiar la vida de cada miembro.

                                                                                        Tras elegir artes sagrados o metas específicas, es preciso trabajar y persistir hasta alcanzar el estado de florecimiento. Las rosas son plantas vigorosas con raíces increíblemente profundas, tallos gruesos y espinas afiladas. Esa fuerza contundente soporta la belleza de la flor. No obstante, incluso un rosal necesita alimento, agua, cuidados y poda, sol…, al igual que las personas. También l@s mag@s deben reconocer cuándo necesitan alimento o ayuda.

                                                                                        Unos días antes de la Luna Llena de Tauro, conseguirás una rosa roja y la colocarás en tu altar. Tomarás un baño con agua de rosas, quemarás incienso de rosa y esparcirás pétalos de rosa secos al trazar el círculo mágico de protección.

                                                                                        Medita sobre las maneras en que la vida se despliega y se abre como la rosa en el altar. Si trabajas en grupo, cada un@ podéis hablar de la manera en que el grupo os ha ayudado a florecer, incluidos los rituales excepcionales que activan progresos personales.

 

LUNA DEL MOLINETE

 

                                                                                        La Luna del Molinete es la Luna Llena de Géminis, el segundo eclipse total del año. La lección del eclipse de Junio era pensar como una bruja, pues bien, ahora necesitas más que nunca pensar de esa manera, porque el eclipse tiene lugar en la parte del cielo llamada el Molinete (o de Messier). A final de año, tu gente puede haberse ido dispersando a los cuatro vientos. Si los miembros de un grupo van cada un@ por su lado, convoca una ceremonia de clausura, para que tod@s puedan despedirse y el grupo quede cerrado. También puede ser el momento de contemplar la idea de compartir la sabiduría adquirida con otras personas.

                                                                                        Si trabajas en solitario, escribe una lista de desenlaces y cambios actuales. Quema la lista en el fuego y dispersa las cenizas a los vientos de invierno. El ritual de un grupo puede incluir ese mismo proceso con la lista. Luego tira semillas a los cuatro vientos para fertilizar los nuevos comienzos en el nuevo año. Como el molinete también representa la distribución de sabiduría, pide a los miembros del grupo que consignen por escrito, y por adelantado, algo que hayan aprendido de otro miembro. También puedes resaltar el momento con una ceremonia de premios, que son regalos ideales y guiños de admiración gratuitos, no para llenarnos de vanidad sino para reconocer honestamente nuestras aportaciones.

 

LUNA DE LA SECRETA PERLA

 

                                                                                        La Luna de la Secreta Perla es la Luna Llena de Cáncer y representa lo que está oculto o guardado, como el diminuto grano de arena dentro de la ostra que se convierte en una perla. De la misma manera, la concepción de los seres humanos y de muchas otras especies, se realiza en el silencio y la oscuridad de la matriz, guardando la nueva vida hasta que llega el momento propicio para que salga a la luz. Las lecciones que hemos de aprender y las energías que debemos modificar y transmutar también pueden estar ocultas y, a menudo, sólo las comprendemos mediante la introspección en nuestro interior más profundo y oscuro.

                                                                                        Como los cangrejos que llevan su caparazón en la espalda, quienes practican las artes han de proteger y acarrear sus secretos, porque divulgarlos al viento en un ambiente poco propicio para entenderlos puede tener consecuencias imprevisibles.

                                                                                        Piensa en un deseo secreto que nunca hayas revelado. En la noche de la Luna Llena de Cáncer, escríbelo en un trozo de papel, envuelve con él una perla o un cristal y colócalo en una caja, una botella, una jarra… y escóndela donde no puedas verla. Es tu perla secreta. Cuando el deseo se manifieste en la realidad, lo reconocerás como tuyo y recordarás cuándo lo pediste y cómo te olvidaste después de él, desapegándote del deseo para que así se pudiera realizar. Prevé cinco minutos de silencio en un ritual, visualiza un arca del tesoro, un lugar oculto en la mente y en el corazón para guardar los secretos. La llave del arca representa el compromiso de proteger esos secretos. Cuando termine la meditación, coloca tus secretos en el arca del tesoro, ciérrala con llave y guarda la llave en tu corazón, para que esté disponible siempre que la necesites y puedas abrir el arca de los tesoros cuando quieras.

 

LUNA DE LA ESFINGE PROTECTORA

 

                                                                                        La esfinge es una criatura que combina la forma del león y del ser humano. La Luna de la Esfinge Protectora es la Luna Llena de Leo. Las esfinges guardan los lugares de paso e imponen un enigma que el/la viajer@ ha de resolver para poder pasar. Ciertas sociedades reservadas colocan barreras similares a las esfinges mediante contraseñas, apretones de mano secretos y señales simbólicas de diverso tipo. Cuando un grupo se reúne para compartir aprendizajes, experiencias, terapia o un camino espiritual, trazar un círculo añade protección. El círculo es una figura protectora por excelencia para cualquiera que la utilice, relacionada con los cuatro puntos cardinales y con las ruedas medicinales de muchas culturas indígenas. En un entorno seguro, los miembros de cualquiera de esos grupos puede revelar sus inquietudes, así como también sus identidades y nombres mágicos.

                                                                                        Antes de la Luna Llena de Leo, la persona que practica la magia sagrada y ceremonial y medita en solitario, puede también desarrollar emblemas y contraseñas personales, diseñar un único jeroglífico mágico para firmar peticiones o dádivas y, si aún no ha utilizado ninguno, encontrar y usar un nombre mágico.

                                                                                        Diseña o elige un emblema para ese momento. Si lo vas a realizar en grupo, puedes hace discos de arcilla para tod@s l@s participantes más uno. Haz un agujero en los discos para pasar una cinta o cordel e inscribe en él el emblema del grupo. Hornea los discos o cuécelos al fuego y transfórmalos después en colgantes con la cinta o el cordel. Entrega un disco a cada persona y coloca el que queda en el altar, encima o al lado de una estatua central de la Diosa o de una vela que la represente, para indicar al grupo que está protegido por la divinidad. Si alguien ha elegido un nombre mágico, confirma la nueva identidad con una ceremonia. Considerad métodos para proteger al grupo y reforzar el ritual de trazado del círculo.

 

LUNA DE STONEHENGE

 

                                                                                        Trazar un círculo crea un espacio sagrado para venerar, meditar, sanar, crear y comulgar con los reinos espirituales, cósmicos y mágicos. La Luna de Stonehenge es la Luna Llena de Virgo, que llega justo antes de Ostara. Antiguas piedras erectas, templos y zigurat dibujan bóvedas que enmarcan la luz del sol naciente en el equinoccio de primavera.

                                                                                        Aunque los modernos paganos no hayan construido el próximo Stonehenge, sus encuentros empiezan con un ritual de trazado de un círculo para crear un espacio sagrado orientado y definido por los puntos cardinales, justo como estaban colocadas las antiguas piedras erectas, con formas que representaban tanto la energía masculina y activa como la receptiva y femenina, porque ambas están presentes en todo lo creado y también en la Fuente Creadora, como no podría ser de otro modo.

                                                                                        Quien trabaja en solitario, tal vez quiera conseguir una alfombra y pintar en ella una cruz dentro de un círculo. Orienta cada vértice de la cruz hacia cada uno de los cuatro puntos cardinales y medita en cada símbolo y asociación elemental que corresponda a ese cuadrante.

                                                                                        Cuando este trabajo se realice en grupo, cada persona realiza ofrendas a cada elemento direccional al trazar el círculo mágico y fortalecedor. En especial hay que honrar el este y el sol levante del equinoccio. Recuerda que el círculo es un espacio sagrado, donde los miembros del grupo se reúnen para encontrarse con lo divino, para elevar su personalidad terrestre y cotidiana, conectar con las estaciones, el pulso de la rotación terrestre y la luz de la Luna que da vueltas. Ese vínculo es el eje de la espiritualidad pagana y de la Tierra, de la espiritualidad de la Madre Naturaleza y de la Diosa Gaia que habita en ella.

 

LUNA DE COMPROMISO

 

                                                                                        La Luna de Compromiso es la Luna Llena de Libra y representa la colaboración formalizada por el intercambio de votos. En inglés antiguo, troth-plight es un voto (plight) de buenas intenciones y fidelidad (troth) hacia la pareja.

                                                                                        Los juramentos y los votos son cosas serias, en las que el buen nombre y el honor personal están en juego. Algunos conciernen a asuntos privados, como la promesa de superar una mala costumbre, otros son dados frente a un grupo, como el juramento de Hipócrates, el de toma de posesión de un cargo, el de un ritual iniciático, etc. Faltar a su cumplimiento puede tener graves consecuencias personales, mientras que satisfacerlo puede conferir un merecido reconocimiento. Por ello, antes de comprometernos de forma expresa y formal, tendríamos que reflexionar profundamente y sondear nuestra alma.

                                                                                        Esta Luna es excelente para las iniciaciones y las elevaciones. Cualquier voto requerido tendrá que ser previamente debatido con la persona. El rito se debe llevar a cabo con solemnidad y seriedad. Cuando se realiza en grupo, los miembros también pueden renovar votos o promesas, o bien hacer una promesa personal de conseguir cierta meta. En este caso y para mantener la privacidad, cada miembro escribe su promesa como si fuera una petición y quema después el papel durante el ritual.

 

LUNA DE LA ESPADA CANTANTE

 

                                                                                        La Luna de la Espada Cantante es la Luna Llena de Escorpio. El escorpión es una criatura con un temible aguijón. Su cola es un arma defensiva y también simboliza el intelecto perspicaz, los pensamientos penetrantes y la intensa concentración. La magia requiere una intensa concentración, tanto en los rituales mágicos en sí como, sobre todo, en la intención que nos mueve a realizarlos. Antes de lanzar cualquier hechizo, es decir, antes de realizar cualquier acto mágico con el propósito de conseguir un cierto efecto, desarrollar una cualidad, alcanzar un objetivo…, debemos tener muy claro por qué lo hacemos, cómo lo hacemos y cuál es el resultado que deseamos obtener. Ésta es precisamente la espada cantante de la voluntad centrada que convierte el pensamiento en energía, una energía necesaria para que se manifieste la intención mágica. Recuerda que la magia es, sobre cualquier otra cosa, un entrenamiento de la voluntad y que a lo que habitualmente llamamos milagros o actos mágicos, son acciones que cualquiera puede llevar a cabo, siempre y cuando su yo terreno esté perfectamente alineado con su Yo Superior y éste con la Energía Divina que todo lo ha creado, dejando en manos de ésta última la manera y el momento en que el deseo o la necesidad se va a manifestar.

                                                                                        El mago que trabaja en solitario puede elegir un hechizo  y empezarlo tres días antes de la Luna Llena de Escorpio. Durante varios minutos visualizará la meta pretendida, expresada en voz alta varias veces o repitiendo el hechizo verbalmente. Si lo prefieres o tu Ser interior así te lo indica, también puedes cantarlo. Repite esto durante dos días para que la visualización tome fuerza y se haga más clara cada vez.

                                                                                        Los grupos pueden trabajar con el cono de poder que el círculo mágico carga para el ritual y el trabajo de magia. Mirar una bola de cristal o un espejo de obsidiana también desarrolla la concentración y la clarividencia, así como el canto y los hechizos realizados en grupo. En esta modalidad, todos los participantes recitan un hechizo, un canto o un mantra al unísono, tres, seis o nueve veces. Al final, todos respiran a la vez al ritmo de una música con un armonía lenta y constante. Pensar, meditar, cantar y respirar todos juntos agudiza la eficacia del grupo, de la misma manera que una piedra de afilar pule la hoja de una espada.

 

LUNA DE ARADIA

 

                                                                                        La Luna de Aradia es la Luna Llena de Sagitario, que también es un eclipse total de Luna. Los eclipses abren conductos de energía mágica y espiritual, y son momentos muy buenos para cambiar y desterrar circunstancias inquietantes, incómodas, antiguas… Algunas personas creen que las almas entran y salen a través de las sombras de los eclipses que pueden suscitar otras energías y acontecimientos, algunos bastante inoportunos. Cuando estés sometid@ a presión o sientas que el estrés te rodea, te ayudará mucho aprender a “pensar como una bruja”.

                                                                                        Aradia, Reina de las Brujas, tiene el poder de compartir y enseñar esa especial manera de pensar. ¡A las brujas nunca les entra pánico! Responden a los acontecimientos con la magia, que transforma las circunstancias mediante el uso de la voluntad y la intención. El círculo sagrado y los nombres mágicos son anclas que ayudan a colocarnos el sombrero de pensamiento mágico y a poner en movimiento la espada cantante de la intención centrada.

                                                                                        Si al trabajar en solitario te encuentras con dificultades bajo esta Luna Llena de Aradia, tómate el tiempo necesario para revisar los personajes y los elementos de la situación. Ponte el sombrero de pensamiento mágico, deja la situación o el problema a un lado y estudia cada una de sus partes por separado, antes de volverlas a unir para entender a fondo qué está pasando. ¿Qué tipo de hechizo, amuleto, oración y rituales son soluciones mágicas potenciales? Los grupos pueden hacerse estas preguntas en conjunto.

                                                                                       

LUNA DE LAS MIL Y UNA REVERENCIAS

 

                                                                                        La Luna de las Mil y Una Reverencias es la Luna Llena de Capricornio, un momento muy oportuno para considerar las polaridades del liderazgo y del servicio. Quien quiera liderar, primero ha de aprender a servir. Capricornio es el signo de la maestría y del servicio, realizando ingratas tareas voluntariamente por el bien supremo. Las abejas y las hormigas entienden cómo las funciones de servicio sostienen a la comunidad.

                                                                                        Los rituales son la realización ordenada de funciones y tareas, a menudo con herramientas que facilitan su realización y que sintonizan con la intención del ritual o la ceremonia de que se trate. Realizar tareas humildes con un corazón dispuesto y generoso crea un espíritu unificado de consagración.

                                                                                        Si practicas en solitario, puedes enfatizar cada tarea en el trazado del círculo y el proceso ritual, moviéndote lentamente y asumiendo mentalmente el papel de acólit@, portador/a del cáliz, persona que traza el círculo y, por último, quien invoca a la deidad o al ser de luz que quieras que te proteja, te ayude y te acompañe. Te inclinarás en cada una de las direcciones del círculo, saludando, y también ante la representación de la deidad elegida.

                                                                                        En grupo, cada función la realiza una persona distinta, más las tareas de ocuparse del incienso, de llevar el athame, la patena, etc. Cada participante se concentra en realizar su función con humildad, en silencio y dejando a un lado al ego. Honra a las divinidades con reverencias, arrodillándote, haciendo ofrendas y estando a su servicio. No es una simple coincidencia que los líderes auténticos, como Jesús de Nazaret, Buda y tantos otros, son a menudo los más diligentes sirviendo al grupo y a la Divinidad.

 

LUNA DE LA RED PLATEADA

 

                                                                                        La Luna de la Red Plateada es la Luna Llena de Acuario y puedes aprovecharla para reforzar las conexiones y promover la buena fortuna, tanto para ti como para quienes te rodean. Compartir creencias y rituales es la base de esos lazos invisibles que unen a las personas y a los grupos. Con el tiempo, se va formando una red plateada o red psíquica del grupo. Quienes están conectados por ella, no necesitan timbres ni teléfonos, saben quién llama porque precisamente estaban pensando en esa persona.

                                                                                        Puedes potenciar el poder de la red con una concentración de unos sobre otros a una hora determinada. Enciende una vela y piensa en los miembros del grupo. Envía después hilos plateados de luz mental desde el lugar en que te encuentras a las casas de los demás. Si trabajas en solitario, puedes quedarte sentado tranquilamente con la vela encendida e imaginar los hilos de plata que te conectan con tus familiares y amistades.

                                                                                        Crea una red con una madeja de hilo plateado en un ritual de grupo. Pasa el hilo alrededor de manera que todas las personas estén conectadas por una hebra ininterrumpida y anuda las puntas para ligar el poder. Carga el hilo con la fuerza de tu intención, para que siga estando activo después del ritual. Esto también desarrolla el potencial para compartir sueños y premoniciones.

 

LUNA DE SIDURI, LA TABERNERA CELESTE

 

                                                                                        La Luna de Siduri, la tabernera celeste, es la Luna Llena de Piscis, e ilumina el río cósmico de las almas, el inconsciente colectivo y los poderes de profecía. Siduri es la tabernera que ofrece comida y bebida, además de simpatía, generosidad y amabilidad, a las desalentadas almas que van de camino hacia el río cósmico. Su mítica función es crucial. Tras visitar a Siduri, las almas se sienten restauradas y listas para viajar a la vida después de la vida.

                                                                                        Todos somos viajeros en la ruta de la vida, y a veces necesitamos un lugar para sentarnos, tomar algo que recupere nuestras fuerzas y encontrar un hombro compasivo para descansar la cabeza. La simpatía requiere escuchar sin juzgar, apoyar sin decir a la otra persona qué tiene que hacer o dejar de hacer, y hacer más llevadera la larga y pesada ruta compartiendo comida y bebida.

                                                                                        Si trabajas en solitario, puedes tomar el papel de Siduri durante esa Luna Llena ayudando a alguien que conozcas, escuchando con simpatía a todas las personas con las que te cruces o haciendo una donación a una obra de caridad. Un ritual de grupo puede incluir llenar un cáliz especial con una bebida y pasarlo entre los miembros del círculo, que pueden también turnarse para servir comida o bebida a sus compañeros. Igualmente pueden orar para pedir el alivio de quienes penan, alimento para los hambrientos y protección para las almas que se van de viaje después de la vida. Sentir simpatía unos por otros y escuchar sin juzgar es otra manera de celebrar esta Luna. Al final se puede pasar un limosnero para Siduri y donar la colecta a alguna persona o colectivo acordado por todos.

 

 

                                                                                        po para la creación de objetos sagrados. Cada persona del grupo puede nombrar y dedicar un talento específico o proyecto a cierta deidad y pedir su bendición.

 

LUNA DE ROSA RUBÍ

 

                                                                                        La Luna de Rosa Rubí es la Luna Llena de Tauro y presenta a nuestro satélite en su gloria, que aparece como una rosa de luz pura y brillante en el cielo nocturno. La asamblea de un grupo de trabajo espiritual o de desarrollo personal es un espacio en el que sus miembros pueden compartir el despliegue de su destino en un entorno de apoyo mutuo. Los logros espirituales y personales del grupo tendrían que beneficiar la vida de cada miembro.

                                                                                        Tras elegir artes sagrados o metas específicas, es preciso trabajar y persistir hasta alcanzar el estado de florecimiento. Las rosas son plantas vigorosas con raíces increíblemente profundas, tallos gruesos y espinas afiladas. Esa fuerza contundente soporta la belleza de la flor. No obstante, incluso un rosal necesita alimento, agua, cuidados y poda, sol…, al igual que las personas. También l@s mag@s deben reconocer cuándo necesitan alimento o ayuda.

                                                                                        Unos días antes de la Luna Llena de Tauro, conseguirás una rosa roja y la colocarás en tu altar. Tomarás un baño con agua de rosas, quemarás incienso de rosa y esparcirás pétalos de rosa secos al trazar el círculo mágico de protección.

                                                                                        Medita sobre las maneras en que la vida se despliega y se abre como la rosa en el altar. Si trabajas en grupo, cada un@ podéis hablar de la manera en que el grupo os ha ayudado a florecer, incluidos los rituales excepcionales que activan progresos personales.

 

LA LUNA DEL MOLINETE

 

                                                                                        La Luna del Molinete es la Luna Llena de Géminis, el segundo eclipse total del año. La lección del eclipse de Junio era pensar como una bruja, pues bien, ahora necesitas más que nunca pensar de esa manera, porque el eclipse tiene lugar en la parte del cielo llamada el Molinete (o de Messier). A final de año, tu gente puede haberse ido dispersando a los cuatro vientos. Si los miembros de un grupo van cada un@ por su lado, convoca una ceremonia de clausura, para que tod@s puedan despedirse y el grupo quede cerrado. También puede ser el momento de contemplar la idea de compartir la sabiduría adquirida con otras personas.

                                                                                        Si trabajas en solitario, escribe una lista de desenlaces y cambios actuales. Quema la lista en el fuego y dispersa las cenizas a los vientos de invierno. El ritual de un grupo puede incluir ese mismo proceso con la lista. Luego tira semillas a los cuatro vientos para fertilizar los nuevos comienzos en el nuevo año. Como el molinete también representa la distribución de sabiduría, pide a los miembros del grupo que consignen por escrito, y por adelantado, algo que hayan aprendido de otro miembro. También puedes resaltar el momento con una ceremonia de premios, que son regalos ideales y guiños de admiración gratuitos, no para llenarnos de vanidad sino para reconocer honestamente nuestras aportaciones.

 

LUNA DE LA SECRETA PERLA

 

                                                                                        La Luna de la Secreta Perla es la Luna Llena de Cáncer y representa lo que está oculto o guardado, como el diminuto grano de arena dentro de la ostra que se convierte en una perla. De la misma manera, la concepción de los seres humanos y de muchas otras especies, se realiza en el silencio y la oscuridad de la matriz, guardando la nueva vida hasta que llega el momento propicio para que salga a la luz. Las lecciones que hemos de aprender y las energías que debemos modificar y transmutar también pueden estar ocultas y, a menudo, sólo las comprendemos mediante la introspección en nuestro interior más profundo y oscuro.

                                                                                        Como los cangrejos que llevan su caparazón en la espalda, quienes practican las artes han de proteger y acarrear sus secretos, porque divulgarlos al viento en un ambiente poco propicio para entenderlos puede tener consecuencias imprevisibles.

                                                                                        Piensa en un deseo secreto que nunca hayas revelado. En la noche de la Luna Llena de Cáncer, escríbelo en un trozo de papel, envuelve con él una perla o un cristal y colócalo en una caja, una botella, una jarra… y escóndela donde no puedas verla. Es tu perla secreta. Cuando el deseo se manifieste en la realidad, lo reconocerás como tuyo y recordarás cuándo lo pediste y cómo te olvidaste después de él, desapegándote del deseo para que así se pudiera realizar. Prevé cinco minutos de silencio en un ritual, visualiza un arca del tesoro, un lugar oculto en la mente y en el corazón para guardar los secretos. La llave del arca representa el compromiso de proteger esos secretos. Cuando termine la meditación, coloca tus secretos en el arca del tesoro, ciérrala con llave y guarda la llave en tu corazón, para que esté disponible siempre que la necesites y puedas abrir el arca de los tesoros cuando quieras.

 

LUNA DE LA ESFINGE PROTECTORA

 

                                                                                        La esfinge es una criatura que combina la forma del león y del ser humano. La Luna de la Esfinge Protectora es la Luna Llena de Leo. Las esfinges guardan los lugares de paso e imponen un enigma que el/la viajer@ ha de resolver para poder pasar. Ciertas sociedades reservadas colocan barreras similares a las esfinges mediante contraseñas, apretones de mano secretos y señales simbólicas de diverso tipo. Cuando un grupo se reúne para compartir aprendizajes, experiencias, terapia o un camino espiritual, trazar un círculo añade protección. El círculo es una figura protectora por excelencia para cualquiera que la utilice, relacionada con los cuatro puntos cardinales y con las ruedas medicinales de muchas culturas indígenas. En un entorno seguro, los miembros de cualquiera de esos grupos puede revelar sus inquietudes, así como también sus identidades y nombres mágicos.

                                                                                        Antes de la Luna Llena de Leo, la persona que practica la magia sagrada y ceremonial y medita en solitario, puede también desarrollar emblemas y contraseñas personales, diseñar un único jeroglífico mágico para firmar peticiones o dádivas y, si aún no ha utilizado ninguno, encontrar y usar un nombre mágico.

                                                                                        Diseña o elige un emblema para ese momento. Si lo vas a realizar en grupo, puedes hace discos de arcilla para tod@s l@s participantes más uno. Haz un agujero en los discos para pasar una cinta o cordel e inscribe en él el emblema del grupo. Hornea los discos o cuécelos al fuego y transfórmalos después en colgantes con la cinta o el cordel. Entrega un disco a cada persona y coloca el que queda en el altar, encima o al lado de una estatua central de la Diosa o de una vela que la represente, para indicar al grupo que está protegido por la divinidad. Si alguien ha elegido un nombre mágico, confirma la nueva identidad con una ceremonia. Considerad métodos para proteger al grupo y reforzar el ritual de trazado del círculo.

 

LUNA DE STONEHENGE

 

                                                                                        Trazar un círculo crea un espacio sagrado para venerar, meditar, sanar, crear y comulgar con los reinos espirituales, cósmicos y mágicos. La Luna de Stonehenge es la Luna Llena de Virgo, que llega justo antes de Ostara. Antiguas piedras erectas, templos y zigurat dibujan bóvedas que enmarcan la luz del sol naciente en el equinoccio de primavera.

                                                                                        Aunque los modernos paganos no hayan construido el próximo Stonehenge, sus encuentros empiezan con un ritual de trazado de un círculo para crear un espacio sagrado orientado y definido por los puntos cardinales, justo como estaban colocadas las antiguas piedras erectas, con formas que representaban tanto la energía masculina y activa como la receptiva y femenina, porque ambas están presentes en todo lo creado y también en la Fuente Creadora, como no podría ser de otro modo.

                                                                                        Quien trabaja en solitario, tal vez quiera conseguir una alfombra y pintar en ella una cruz dentro de un círculo. Orienta cada vértice de la cruz hacia cada uno de los cuatro puntos cardinales y medita en cada símbolo y asociación elemental que corresponda a ese cuadrante.

                                                                                        Cuando este trabajo se realice en grupo, cada persona realiza ofrendas a cada elemento direccional al trazar el círculo mágico y fortalecedor. En especial hay que honrar el este y el sol levante del equinoccio. Recuerda que el círculo es un espacio sagrado, donde los miembros del grupo se reúnen para encontrarse con lo divino, para elevar su personalidad terrestre y cotidiana, conectar con las estaciones, el pulso de la rotación terrestre y la luz de la Luna que da vueltas. Ese vínculo es el eje de la espiritualidad pagana y de la Tierra, de la espiritualidad de la Madre Naturaleza y de la Diosa Gaia que habita en ella.

 

LUNA DE COMPROMISO

 

                                                                                        La Luna de Compromiso es la Luna Llena de Libra y representa la colaboración formalizada por el intercambio de votos. En inglés antiguo, troth-plight es un voto (plight) de buenas intenciones y fidelidad (troth) hacia la pareja.

                                                                                        Los juramentos y los votos son cosas serias, en las que el buen nombre y el honor personal están en juego. Algunos conciernen a asuntos privados, como la promesa de superar una mala costumbre, otros son dados frente a un grupo, como el juramento de Hipócrates, el de toma de posesión de un cargo, el de un ritual iniciático, etc. Faltar a su cumplimiento puede tener graves consecuencias personales, mientras que satisfacerlo puede conferir un merecido reconocimiento. Por ello, antes de comprometernos de forma expresa y formal, tendríamos que reflexionar profundamente y sondear nuestra alma.

                                                                                        Esta Luna es excelente para las iniciaciones y las elevaciones. Cualquier voto requerido tendrá que ser previamente debatido con la persona. El rito se debe llevar a cabo con solemnidad y seriedad. Cuando se realiza en grupo, los miembros también pueden renovar votos o promesas, o bien hacer una promesa personal de conseguir cierta meta. En este caso y para mantener la privacidad, cada miembro escribe su promesa como si fuera una petición y quema después el papel durante el ritual.

 

LUNA DE LA ESPADA CANTANTE

 

                                                                                        La Luna de la Espada Cantante es la Luna Llena de Escorpio. El escorpión es una criatura con un temible aguijón. Su cola es un arma defensiva y también simboliza el intelecto perspicaz, los pensamientos penetrantes y la intensa concentración. La magia requiere una intensa concentración, tanto en los rituales mágicos en sí como, sobre todo, en la intención que nos mueve a realizarlos. Antes de lanzar cualquier hechizo, es decir, antes de realizar cualquier acto mágico con el propósito de conseguir un cierto efecto, desarrollar una cualidad, alcanzar un objetivo…, debemos tener muy claro por qué lo hacemos, cómo lo hacemos y cuál es el resultado que deseamos obtener. Ésta es precisamente la espada cantante de la voluntad centrada que convierte el pensamiento en energía, una energía necesaria para que se manifieste la intención mágica. Recuerda que la magia es, sobre cualquier otra cosa, un entrenamiento de la voluntad y que a lo que habitualmente llamamos milagros o actos mágicos, son acciones que cualquiera puede llevar a cabo, siempre y cuando su yo terreno esté perfectamente alineado con su Yo Superior y éste con la Energía Divina que todo lo ha creado, dejando en manos de ésta última la manera y el momento en que el deseo o la necesidad se va a manifestar.

                                                                                        El mago que trabaja en solitario puede elegir un hechizo  y empezarlo tres días antes de la Luna Llena de Escorpio. Durante varios minutos visualizará la meta pretendida, expresada en voz alta varias veces o repitiendo el hechizo verbalmente. Si lo prefieres o tu Ser interior así te lo indica, también puedes cantarlo. Repite esto durante dos días para que la visualización tome fuerza y se haga más clara cada vez.

                                                                                        Los grupos pueden trabajar con el cono de poder que el círculo mágico carga para el ritual y el trabajo de magia. Mirar una bola de cristal o un espejo de obsidiana también desarrolla la concentración y la clarividencia, así como el canto y los hechizos realizados en grupo. En esta modalidad, todos los participantes recitan un hechizo, un canto o un mantra al unísono, tres, seis o nueve veces. Al final, todos respiran a la vez al ritmo de una música con un armonía lenta y constante. Pensar, meditar, cantar y respirar todos juntos agudiza la eficacia del grupo, de la misma manera que una piedra de afilar pule la hoja de una espada.

 

LUNA DE ARADIA

 

                                                                                        La Luna de Aradia es la Luna Llena de Sagitario, que también es un eclipse total de Luna. Los eclipses abren conductos de energía mágica y espiritual, y son momentos muy buenos para cambiar y desterrar circunstancias inquietantes, incómodas, antiguas… Algunas personas creen que las almas entran y salen a través de las sombras de los eclipses que pueden suscitar otras energías y acontecimientos, algunos bastante inoportunos. Cuando estés sometid@ a presión o sientas que el estrés te rodea, te ayudará mucho aprender a “pensar como una bruja”.

                                                                                        Aradia, Reina de las Brujas, tiene el poder de compartir y enseñar esa especial manera de pensar. ¡A las brujas nunca les entra pánico! Responden a los acontecimientos con la magia, que transforma las circunstancias mediante el uso de la voluntad y la intención. El círculo sagrado y los nombres mágicos son anclas que ayudan a colocarnos el sombrero de pensamiento mágico y a poner en movimiento la espada cantante de la intención centrada.

                                                                                        Si al trabajar en solitario te encuentras con dificultades bajo esta Luna Llena de Aradia, tómate el tiempo necesario para revisar los personajes y los elementos de la situación. Ponte el sombrero de pensamiento mágico, deja la situación o el problema a un lado y estudia cada una de sus partes por separado, antes de volverlas a unir para entender a fondo qué está pasando. ¿Qué tipo de hechizo, amuleto, oración y rituales son soluciones mágicas potenciales? Los grupos pueden hacerse estas preguntas en conjunto.

                                                                                       

LUNA DE LAS MIL Y UNA REVERENCIAS

 

                                                                                        La Luna de las Mil y Una Reverencias es la Luna Llena de Capricornio, un momento muy oportuno para considerar las polaridades del liderazgo y del servicio. Quien quiera liderar, primero ha de aprender a servir. Capricornio es el signo de la maestría y del servicio, realizando ingratas tareas voluntariamente por el bien supremo. Las abejas y las hormigas entienden cómo las funciones de servicio sostienen a la comunidad.

                                                                                        Los rituales son la realización ordenada de funciones y tareas, a menudo con herramientas que facilitan su realización y que sintonizan con la intención del ritual o la ceremonia de que se trate. Realizar tareas humildes con un corazón dispuesto y generoso crea un espíritu unificado de consagración.

                                                                                        Si practicas en solitario, puedes enfatizar cada tarea en el trazado del círculo y el proceso ritual, moviéndote lentamente y asumiendo mentalmente el papel de acólit@, portador/a del cáliz, persona que traza el círculo y, por último, quien invoca a la deidad o al ser de luz que quieras que te proteja, te ayude y te acompañe. Te inclinarás en cada una de las direcciones del círculo, saludando, y también ante la representación de la deidad elegida.

                                                                                        En grupo, cada función la realiza una persona distinta, más las tareas de ocuparse del incienso, de llevar el athame, la patena, etc. Cada participante se concentra en realizar su función con humildad, en silencio y dejando a un lado al ego. Honra a las divinidades con reverencias, arrodillándote, haciendo ofrendas y estando a su servicio. No es una simple coincidencia que los líderes auténticos, como Jesús de Nazaret, Buda y tantos otros, son a menudo los más diligentes sirviendo al grupo y a la Divinidad.

 

LUNA DE LA RED PLATEADA

 

                                                                                        La Luna de la Red Plateada es la Luna Llena de Acuario y puedes aprovecharla para reforzar las conexiones y promover la buena fortuna, tanto para ti como para quienes te rodean. Compartir creencias y rituales es la base de esos lazos invisibles que unen a las personas y a los grupos. Con el tiempo, se va formando una red plateada o red psíquica del grupo. Quienes están conectados por ella, no necesitan timbres ni teléfonos, saben quién llama porque precisamente estaban pensando en esa persona.

                                                                                        Puedes potenciar el poder de la red con una concentración de unos sobre otros a una hora determinada. Enciende una vela y piensa en los miembros del grupo. Envía después hilos plateados de luz mental desde el lugar en que te encuentras a las casas de los demás. Si trabajas en solitario, puedes quedarte sentado tranquilamente con la vela encendida e imaginar los hilos de plata que te conectan con tus familiares y amistades.

                                                                                        Crea una red con una madeja de hilo plateado en un ritual de grupo. Pasa el hilo alrededor de manera que todas las personas estén conectadas por una hebra ininterrumpida y anuda las puntas para ligar el poder. Carga el hilo con la fuerza de tu intención, para que siga estando activo después del ritual. Esto también desarrolla el potencial para compartir sueños y premoniciones.

 

LUNA DE SIDURI, LA TABERNERA CELESTE

 

                                                                                        La Luna de Siduri, la tabernera celeste, es la Luna Llena de Piscis, e ilumina el río cósmico de las almas, el inconsciente colectivo y los poderes de profecía. Siduri es la tabernera que ofrece comida y bebida, además de simpatía, generosidad y amabilidad, a las desalentadas almas que van de camino hacia el río cósmico. Su mítica función es crucial. Tras visitar a Siduri, las almas se sienten restauradas y listas para viajar a la vida después de la vida.

                                                                                        Todos somos viajeros en la ruta de la vida, y a veces necesitamos un lugar para sentarnos, tomar algo que recupere nuestras fuerzas y encontrar un hombro compasivo para descansar la cabeza. La simpatía requiere escuchar sin juzgar, apoyar sin decir a la otra persona qué tiene que hacer o dejar de hacer, y hacer más llevadera la larga y pesada ruta compartiendo comida y bebida.

                                                                                        Si trabajas en solitario, puedes tomar el papel de Siduri durante esa Luna Llena ayudando a alguien que conozcas, escuchando con simpatía a todas las personas con las que te cruces o haciendo una donación a una obra de caridad. Un ritual de grupo puede incluir llenar un cáliz especial con una bebida y pasarlo entre los miembros del círculo, que pueden también turnarse para servir comida o bebida a sus compañeros. Igualmente pueden orar para pedir el alivio de quienes penan, alimento para los hambrientos y protección para las almas que se van de viaje después de la vida. Sentir simpatía unos por otros y escuchar sin juzgar es otra manera de celebrar esta Luna. Al final se puede pasar un limosnero para Siduri y donar la colecta a alguna persona o colectivo acordado por todos.

                                                                                        He transcrito esta información de:  La Agenda de las Brujas de Llewellyn, publicada por la Editorial Obelisco.

 

 

María Sánchez-Villacañas de Toro

 

Psicóloga clínica, energética y espiritual

Astróloga. Cabalista. Formadora. Escritora

Sanadora Espiritual por Arquetipos

Lectora de Registros Akáshicos

Lectora y creadora de Oráculos

Sacerdotisa de la Luna, de la Diosa y de Avalon

Diseñadora de Mandalas personalizados

Guía de viajes sagrados y conscientes

 

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

Escuela para la Evolución del Alma

 

+34 627 12 09 47

metamorfosisyvida2013@gmail.com

www.desarrolloycrecimiento.es

http://metamorfosisyvida.wordpress.com

 

 

 

© Texto e imagen: María Sánchez-Villacañas de Toro (5-II-2018). Todos los derechos reservados