dedicado a la evolución del alma

LAS DIOSAS DE LA MUJER MADURA (II)

METIS: DIOSA MADURA DE LA SABIDURÍA PRÁCTICA E INTELECTUAL

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

Escuela para la Evolución del Alma

 

LAS DIOSAS DE LA MUJER MADURA (II)

METIS: DIOSA MADURA DE LA SABIDURÍA PRÁCTICA E INTELECTUAL

 

                                                                  En una entrada anterior sobre la vida de las mujeres más allá de los treinta y los cuarenta años, escribí sobre la importancia de reconocer que, sea cual sea nuestra edad cronológica, mientras estemos vivas, tenemos la oportunidad y la responsabilidad de seguir disfrutando, creciendo, amando, evolucionando, siendo amadas, creando… Como las diosas de la mujer madura nos recuerdan y señalan, gozar de una existencia alegre, divertida y próspera, muy poco tiene que ver con el calendario, y mucho con la propia actitud personal y la propia disposición para lograrlo, eligiendo en cada momento qué queremos hacer, con quién queremos estar, dónde queremos ir y cómo nos vamos a encontrar cada vez más profundamente con nuestra verdadera esencia, dejando a un lado los estereotipos y atreviéndonos a mostrar todo cuanto podemos aportar al mundo.

                                                                  En este escrito vamos a encontrarnos con Metis: Diosa Madura de la Sabiduría Práctica e Intelectual.

 

METIS: DIOSA MADURA DE LA SABIDURÍA PRÁCTICA E INTELECTUAL

 

                                                                  Metis es una de las cuatro diosas maduras de la Sabiduría. La Sabiduría es tanto una mujer como una diosa, una anciana y un arquetipo o energía primordial de la psique femenina. Desde luego que los hombres también pueden ser sabios y muchos de ellos, felizmente, lo son, si bien desde el principio de los tiempos y en prácticamente todas las culturas, la Sabiduría siempre ha sido, y sigue siendo, dama y no caballero. También sucede así en el inconsciente colectivo y en las mitologías existentes en este planeta.

                                                                  En cuanto a las mujeres, la Sabiduría es un atributo que, a base de trabajo y desarrollo continuo, ha pasado a formar parte natural y consciente de su psique. En cuanto a las diosas, la Sabiduría suele ser un atributo invisible y sin personificar.

                                                                  El arquetipo de la mujer sabia o de la anciana sabia, se refiere al desarrollo interno, con proyección en el exterior, de las cualidades del alma, comúnmente asociado a lo que hasta ahora hemos llamado la tercera etapa de la vida de una mujer. En estos momentos en los que estamos alargando la vida y encontrando la forma de mantenernos aún más longevas, tendríamos que ir pensando en más etapas o, mejor aún, en desprendernos definitivamente de tiempos marcados porque, salvo que una así lo crea y lo acepte, en verdad tenemos todo el tiempo del mundo y es falso, como yo misma muestro continuamente con mi propia vida, es posible hacer a cualquier edad lo que antes no hicimos, desde montar en bicicleta o tirarnos en paracaídas hasta estudiar una carrera e iniciar una nueva profesión. Que cada cual añada ahí todo lo que le gustaría hacer que aún no ha hecho y, después, busque la manera de comenzar a llevarlo a cabo. 

 

 

 

                                                             De los distintos tipos de sabiduría que hay, Metis encarna la práctica y la intelectual. Se trata entonces de una sabiduría aplicada a la experiencia y que utiliza tanto la inteligencia como el dominio de una técnica concreta, a menudo con resultados tangibles en la realidad física y en el trabajo realizado. Cuando el arquetipo de anciana sabia de una mujer es Metis, lo que haga con su mente o con la mente y sus manos, lo hará con toda su alma. Metis traslada a su oficio o profesión la sabiduría que ha adquirido de la vida, personificando los distintos modos en los que el conocimiento y la acción se pueden aplicar. Es una experta que, en su trabajo, cualquiera que éste sea, va más allá del dominio técnico de una práctica o de un arte. Metis connota la habilidad de comprender una situación de forma intelectual, actuando en ella con sabiduría y pericia. Cuando en una mujer se unen el trabajo y su sabiduría más profunda, Metis es el arquetipo de mujer sabia que tiene por modelo. Tanto si es consciente de ello como si no, la energía del arquetipo actúa igualmente, mejorando de forma considerable su influencia cuando hay consciencia de ello y mucho más aún cuando se usan de forma abierta sus cualidades y características.

                                                                  En la mitología, Metis fue una diosa pre-olímpica de la sabiduría, convirtiéndose en primera esposa de Zeus, después de haber sido acosada durante mucho tiempo por el más conquistador de los dioses, y también uno de los más patriarcales. Fue Metis quien proporcionó a Zeus los medios gracias a los cuales pudo llegar a gobernar a todas las divinidades desde el monte Olimpo. En griego, la palabra metis, derivada del nombre de esta diosa, significa sabio consejo y sabiduría práctica.

                                                                  Cuando Metis, que era hija de dos titanes: Tetis, diosa de la Luna, y Océano, dios de una extensa masa de agua que rodeaba la tierra, estaba embarazada de Zeus, un oráculo le dijo al dios que la criatura que esperaban era una niña y que, si concebía de nuevo, Metis daría a luz un hijo cariñoso que lo suplantaría. Para librarse de esa posibilidad, Zeus se acercó a Metis con astucia y zalamería para seducirla y distraerla. Consiguió que fuera con él al lecho, donde la engañó para que se hiciera pequeña y entonces se la tragó. Éste fue el final de Metis en la mitología clásica, si bien Zeus afirmaba que ella le aconsejaba desde su vientre. De este modo, Zeus (el poder sexista y misógino del patriarcado) la incorporó a su persona, tomando sus atributos y su poder como propios, incluido el parto, ya que alumbró a su hija Atenea por la cabeza, ilustrando así la situación de esas personas adultas, mujeres y hombres, que no recuerdan haber tenido una madre y que si han llegado a la vida es precisamente porque en el vientre de su madre fueron concebid@s y gestad@s, algo que en el cuerpo de un hombre no puede suceder, aun siendo imprescindible su semilla, como lo es la de la mujer, para dar vida a un nuevo ser.

                                                                  Así las cosas, Atenea creció creyendo que únicamente su padre había participado en su gestación, nacimiento y posterior crianza. Fue una hija del padre y, por lo tanto, una diosa del patriarcado, muy inteligente y sabia, como su madre, y también muy aficionada al poder, como su padre, hasta que descubrió la verdad de su origen, reconoció a su madre dentro de sí misma y no sólo fue capaz de enfrentarse a Zeus y romper con la jerarquía patriarcal de la que el dios era el máximo exponente, sino que también, sobre todo, pudo recuperar a la mujer que siempre estuvo dentro de ella y que era en realidad, una mujer con el suficiente poder interno como para no tener que seguir obedeciendo las injustas y misóginas leyes que habían derrocado a su madre y la habían dejado en el olvido, recuperando también con ello a la diosa, a la energía divina femenina que habita en la esencia de todas las personas, hayan nacido como mujeres o como hombres. Cuando las diosas y la Diosa recobran el lugar que les corresponde, individual, colectiva, social y planetariamente, una oportunidad de amor, compasión, paz y prosperidad se abre para tod@s aquell@s que quieran tomarla y crear una nueva vida con ella. Así fue en el pasado, cuando la Diosa y las mujeres eran tenidas en cuenta y respetadas en equidad con el Dios y los hombres, como así está comenzando a ser de nuevo en el tiempo presente y lo será aún más en el porvenir.

                                           Namasté.

 

 

María Sánchez-Villacañas de Toro

 

Psicóloga clínica, energética y espiritual

Astróloga. Cabalista. Formadora. Escritora

Sanadora Espiritual por Arquetipos

Lectora de Registros Akáshicos

Lectora y creadora de Oráculos

Sacerdotisa de la Luna, de la Diosa y de Avalon

Diseñadora de Mandalas personalizados

Guía de viajes sagrados y conscientes

 

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

Escuela para la Evolución del Alma

 

+34 627 12 09 47

www.desarrolloycrecimiento.es

metamorfosisyvida2013@gmail.com

http://metamorfosisyvida.wordpress.com

 

 

 

Copyright © María Sánchez-Villacañas de Toro (19-II-2018). Todos los derechos reservados