dedicado a la evolución del alma

LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

Escuela para la Evolución del Alma

 

VESICA PISCIS TOURS

Viajes Sagrados y Conscientes

 

 

LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020

SEXTA LUNA DEL ANILLO MAYA TORMENTA LUNAR AZUL

13 DE DICIEMBRE DE 2020 A 9 DE ENERO DE 2021

 

 

SINCRONARIO MAYA

 

                                                                  El Sincronario Maya es un calendario lunar y solar. Cuenta con trece lunas o meses de 28 días cada una, lo que hace un total de 364 días, a los que cada año se añade un día fuera del tiempo: 25 de julio, para obtener los 365 días con los que nos manejamos según el calendario gregoriano, que es un candelario únicamente solar.

                                                                  Esta forma de medir, comprender, vivir y expresar el tiempo, fue recuperada por José Argüelles, Valun Votan, quien canalizó la información sobre el calendario maya guardada en los reinos etéreos durante muchos siglos. Después, Stephanie South continuó y amplió el trabajo que él había comenzado. Convivo con esta forma de entender y comprender el tiempo desde hace varios años, y nunca deja de sorprenderme su precisión y utilidad práctica, además de su aplicación al crecimiento y la evolución del ser terreno, antesala de la ascensión del ser espiritual.

                                                                  En las antiguas culturas, sobre todo de la Diosa, los años también tenían trece meses o lunas de veintiocho días cada una, a las que se añadía un día para completar el año solar. De ahí la expresión: un año y un día que, desde los tiempos primigenios, se usaba para los matrimonios, los acuerdos, los contratos, etc. El año se refería al año lunar y el día añadido al año solar, conectando así de una manera perfecta los ciclos de la Luna y del Sol, las dos luminarias del sistema solar en el que orbita la Tierra, representaciones ambos de Vesta y Helios, Isthar Luna-Sol Central o Sophia-Christos, las conciencias femenina y masculina que están detrás de dichas estrellas, manifestaciones todas ellas de la Fuente Divina y Cósmica de la Existencia.

                                                               

LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020

 

                                                                  La LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020,  la sexta  de las trece lunas que tiene cada anillo del Sincronario Maya, comienza el domingo 13 de diciembre del presente año, y acaba el sábado 9 de enero de 2021.

                                                                  La LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO es la Luna del Equilibrio Orgánico. Tiene como propósitos organizar y equilibrar, administrar el desafío y comandar la igualdad. Durante las cuatro semanas de su vigencia, esta Luna nos ayuda a sintonizar y organizarnos de acuerdo con los ritmos naturales de la Vida, con el fin de que la calidad, en vez de la cantidad, fecunde y nutra una existencia de Orden Superior. En consonancia con ello, las preguntas principales que nos plantea esta Luna son las siguientes: ¿Cómo me organizo para equilibrarme, magnetizar y sintonizar con el equilibrio exterior? ¿Cómo puedo organizar la igualdad y ser equitativ@?

                                                                  Los espíritus animales que guían a esta Luna son el LAGARTO, la IGUANA y el COCODRILO, tres tótems de fecundidad, permanencia y resistencia, cualidades que consiguen abrirse camino y perpetuarse a sí mismas, incluso bajo las condiciones de vida más precarias, gracias a la capacidad de adaptarse al entorno que tienen estos tres animales y que podemos atraer hacia nosotr@s, activar y expresar durante los veintiocho días de existencia de esta Luna.

                                                                  El tono seis es uno de los trece Principios Maya de la Creación: el Principio Rítmico del Equilibrio Orgánico. Se trata de una energía que organiza para igualar, concilia para ordenar el logro del propósito, equilibra administrando el desafío, ayudando también a moderar las dificultades, los obstáculos y los retos. La Vida Orgánica tiene unos cimientos y una estructura coherentes que, cuando los reconocemos y nos alineamos con ellos, nos permiten alcanzar y mantener la armonía, tanto internamente como en nuestra relación con cuanto nos rodea. El ritmo es precisamente eso: armonía, orden funcional y equilibrio equitativo de la existencia.

                                                                  Lograr un ritmo vital, una constante que nos integre en todos los aspectos de la vida, requiere una continua y profunda reflexión interna, determinando el verdadero propósito de nuestro presente. Las personas nacidas con este tono galáctico son organizadas, aprecian el orden en todas las situaciones y circunstancias de la vida, siendo al mismo tiempo capaces de conservar la espontaneidad, son defensoras de la vida terrestre y material, porque saben que ésta es necesaria para que el espíritu y el alma vivan experiencias que no pueden existir en otros planos y dimensiones. Por consiguiente, saben que la vida en un cuerpo humano tiene el propósito de proporcionar aprendizaje, recuerdo de lo aprendido en vidas anteriores, evolución y transformación. Gracias a todo ello, también se transforma y evoluciona la capacidad para crear cimientos, estructuras y bases fuertes que, pasado un tiempo, deberán revisarse y modificarse en aquello que sea necesario, encontrando así otras más acordes con los ritmos y tiempos del momento evolutivo en que nos encontremos, tanto individual como colectivamente.

                                                                  Todas las Lunas Maya cuentan con cuatro heptadas, es decir, cuatro semanas de siete días cada una. Esto hace que todos los meses de este sincronario solar y lunar tengan veintiocho días. Las heptadas de esta LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020 son las siguientes:

 

  1.        Heptada 21: Semana Roja: El conocimiento inicia la visión. Del 13 al 19 de diciembre. Libro del Trono: Precepto 21 de la Historia Cósmica para esta heptada: Todas las tareas y cambios que estamos haciendo es para retornar a ese punto de Dios en el centro del círculo donde la luz es siempre pura, majestuosa y brillante.
  2.        Heptada 22: Semana Blanca: La humildad refina la meditación. Del 20 al 26 de diciembre. Libro del Trono: Precepto 22 de la Historia Cósmica para esta heptada: El propósito de la creación del ser humano es crear un medio altamente evolucionado y complejo, no sólo para que actúe como un vehículo de la inteligencia divina y cósmica, sino, más bien, como un canal para la consciencia y el espíritu en constante evolución.
  3.        Heptada 23: Semana Azul: La paciencia transforma la conducta. Del 27 de diciembre al 2 de Enero. Libro del Trono: Precepto 23 de la Historia Cósmica para esta heptada: Desde el punto de vista de la Ciencia Sagrada y Cósmica, tú realmente eres el componente evolutivo que mantiene el elemento pensante intencional de la Fuente y el Cosmos.
  4.        Heptada 24: Semana Amarilla: El poder madura los frutos. Del 3 al 9 de enero. Libro del Trono: Precepto 24 de la Historia Cósmica para esta heptada: El arte es la manera en que el ser de cuarta dimensión maneja el cuerpo de tercera dimensión, con el propósito de ponerlo en armonía, sintonía y resonancia con el de quinta dimensión.

 

                                                                  Durante la LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020, tendrán lugar los siguientes acontecimientos astronómicos, astrológicos y de la rueda del año:

 

  1.      Novilunio: Lunes 14 de diciembre, a las 17:16 horas y en el signo de Sagitario. Este mismo día habrá un eclipse de Sol, que será visible como total en el sur del Pacífico, Chile, Argentina, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, parte de Brasil y Atlántico sur, mientras que se verá como parcial en el Sur de Suramérica y la Antártida.
  2.        Yule 2020: Solsticio de Invierno:  Lunes , 21 de diciembre, a las 11:02 horas y a cero grados de Capricornio. Dicho horario es el de España peninsular, que tiene una hora añadida al tiempo universal. En este mismo sitio web hay un escrito sobre esta festividad.
  3.        Cuarto Creciente de la Luna: Martes 22 de diciembre, a las 00:41 horas y en el signo de Aries.
  4.        Plenilunio: Miércoles 30 de diciembre, a las 04:28 horas y en el signo de Cáncer.
  5.       Cambio de año en el calendario gregoriano: Viernes 1 de enero, a las 00:00 horas. En este mismo sitio web hay un escrito sobre las energías que nos acompañarán durante todo el año 2021.
  6.        Cuarto Menguante de la Luna: Miércoles 6 de enero, a las 10:37 horas y en el signo de

 

DÍAS PORTAL DE ACTIVACIÓN GALÁCTICA EN LA LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020

                                                                 

                                                                  De los 260 días con los que cuenta el Tzolkin, 52 de ellos son Portales de Activación Galáctica. Todas las Lunas del Sincronario Maya tienen días Portal, en menor o mayor cantidad. En la LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020, son Portales de Activación Galáctica los días 14 y 15 de diciembre, y los días; 3 y 5 de enero.

                                                                  Los días Portal de Activación Galáctica son momentos del tiempo universal en los que las puertas espirituales y cósmicas están más abiertas que de costumbre y, por consiguiente, es más fácil sintonizar con estas energías, absorberlas, traerlas a nuestra vida diaria y actuar en consonancia con ellas. Son jornadas en que los poderes galácticos, cósmicos y espirituales están potenciados y, además, fluyen con mucha facilidad, moviéndonos, aireándonos y dándonos chispazos e ideas nuevas, que nos espabilan y ayudan a ver posibilidades que a veces nos cuesta imaginar y aceptar como válidas.

                                                                  Más que puertas en sentido literal, son vórtices o espirales de energía, a través de los cuales bajan y entran las fuerzas cósmicas, galácticas y espirituales en la Tierra, impregnándola y trayendo unas cualidades determinadas o predisponiéndonos a la acción de una manera concreta. Son días en los que sentimos que todo se mueve a nuestro alrededor, que surgen sorpresas y que, de algún modo, notamos cómo, en un breve espacio de tiempo, nuestro mundo se trastoca y toma, de repente, un aire nuevo y distinto. Gracias a ello, surgen alternativas nuevas y diferentes, nos apetece hacer cosas específicas o nos sentimos fuertemente impulsad@s a realizar ese algo que lleva mucho tiempo guardado en el cajón de los proyectos. En estos días, el velo que separa lo visible de lo invisible es tan fino y tenue, que nuestra percepción se acrecienta y se abre a otras dimensiones, nuestros sentidos están más agudos y captamos la energía y la información con gran facilidad. Nos volvemos antenas parabólicas muy sensibles y aumenta nuestra capacidad para recibir y canalizar los mensajes sutiles, estelares y cósmicos. Para que todo esto realmente sea efectivo, son requisitos imprescindibles la apertura de la consciencia y la conexión con nuestra esencia más profunda y verdadera, además de considerar como una realidad válida y seria tanto la existencia de esas energías como su influencia benefactora en nosotr@s y nuestra vida. Después, se trata de pensar, sentir, hablar y actuar en consonancia con ese flujo energético, ejerciendo nuestra voluntad y haciendo todo lo necesario para que se produzcan los cambios que deseamos.

 

MEDITACIÓN PARA CELEBRAR Y ACTIVAR LA LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020

 

                                                                  Esta meditación es para dar la bienvenida a la LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020. Es también una práctica muy útil para sintonizar con sus energías, activar sus cualidades, aprovechar su fuerza y llenarnos con su poder. Puede hacerse de forma individual o en grupo, en medio de la naturaleza o dentro de casa.

                                                                  El día que comienza esta Luna: el lunes 14 de diciembre, o dentro de las veinticuatro horas siguientes, puedes preparar un pequeño altar con flores frescas, algunos cristales, una vela de color plateado, una varilla de incienso y cualesquiera otros símbolos que sean significativos para ti. El altar estará en el centro del espacio elegido para esta contemplación. Tú te colocarás detrás. Antes de comenzar visualizarás un círculo plateado alrededor de ti y del altar. El círculo siempre se abre por el este, después pasa por el sur, el oeste y el norte, para terminar cerrándose de nuevo en el este. Conecta también con las direcciones de arriba, abajo y centro. El centro es tu corazón.

                                                                  Si estás en un espacio natural, antes de nada saludarás y pedirás permiso a los seres elementales que lo cuidan. Cuando sientas que te han respondido y concedido su permiso, dales las gracias y elige el lugar que te parezca más apropiado para realizar la meditación. Luego colocarás el altar y trazarás el círculo.

                                                                  Cuando el círculo ya esté trazado, encenderás la vela y el incienso. Después te sentarás dentro del círculo y de cara al este del altar. Haz varias respiraciones profundas y permanece durante unos minutos atendiendo únicamente a la respiración, que se hará paulatinamente más pausada y rítmica.

                                                                  Conecta con la Madre Tierra a través de la chacra de la planta de los pies, para sentir su fuerza, su nutrición y su calor.

                                                                  Conecta con la Fuente Divina y Cósmica de la Existencia a través de la chacra de la coronilla, para sentir su luz, armonía y protección.

                                                                  Conecta con tu Ser Superior a través de la chacra del corazón, para sentir su presencia y guía.

                                                                  Si estás al aire libre, saluda a todos los elementos naturales y a sus espíritus elementales, agradeciendo también su presencia. Igualmente puedes invitar y saludar a tus guías personales, a tu Ángel de la Guarda, a tu niñ@ interior y a los Seres de Luz que siempre te acompañan. Por último, di tu nombre, y declara tu intención de celebrar la Luna Rítmica del Lagarto 2020, y anclar en ti sus energías para los veintiocho días de su existencia.

                                                                  Después, simplemente invoca a esta Luna, agradece su presencia y activa todas sus energías dentro de ti. Una manera de hacerlo es ésta: Yo te invoco a ti, Luna Rítmica del Lagarto 2020, y agradezco tu presencia aquí y ahora. Activo en mí tus energías en este preciso instante, con el poder de mi intención, mi atención plena, mi consciencia y mi voluntad, para que me acompañen y guíen con su sabiduría durante los veintiocho días de tu existencia. Así es y así será. Está hecho y hecho está. Gracias, Gracias, Gracias, amada Luna Rítmica del Lagarto 2020.

                                                                  A continuación, permanece en estado de contemplación y meditación durante el tiempo que consideres necesario, para que las energías que acabas de activar se extiendan por todo tu ser y comiencen a realizar sus funciones.

                                                                  Cuando sientas que el momento de terminar esta ceremonia ha llegado, permanece unos instantes con la atención centrada en la respiración. Mientras, da las gracias a la Luna Rítmica del Lagarto 2020, a todas las energías luminosas y pacíficas que te han acompañado, a tu Ser Superior, tu Ángel de la Guarda, tu niñ@ interior, la Madre Tierra y la Fuente Divina y Cósmica de la Existencia. Si estás al aire libre, transmite también tu agradecimiento a los seres elementales que cuidan y protegen el lugar en que te encuentras. Acuérdate también de darte las gracias a ti mism@, por haber hecho esta activación.

                                                                  Por último, recoge el altar y declara cerrado el círculo con el poder de tu intención, enviándolo a la Fuente, donde será guardado hasta la próxima vez que abras uno. Despídete del lugar, si es exterior, y guarda en tu corazón todo lo que has vivido durante esta experiencia, sintiendo que las energías de la Luna Rítmica del Lagarto 2020

ya han entrado en tu ser, y ahí van a permanecer durante sus veintiocho días de existencia.

                                                                  Si has hecho esta ceremonia en el campo, deja alguna ofrenda para los seres elementales. Pueden ser las flores frescas que llevaste, o algún cristal que quieras enterrar en el espacio utilizado.  Si la has hecho en casa, puedes llevar la ofrenda a cualquier espacio natural que te parezca oportuno.

 

¡FELIZ, ORGANIZADA Y EQUILIBRADA LUNA RÍTMICA DEL LAGARTO 2020 PARA TOD@S!

                                                                 

María Sánchez-Villacañas de Toro

Psicóloga Colegiada M-02604

 

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

VESICA PISCIS TOURS

 

Psicología y psicoterapia

 Sanación y Alquimia del Ser

 Registros Akáshicos

Kabalah Mística y Evolutiva

Astrología. Tarot

Numerología. Cosmología Maya

Elixires alquímicos

Arte inspirado

Viajes Sagrados y Conscientes

 

+34 627 12 09 47

metamorfosisyvida2013gmail.com

vesica.piscis.tours@gmail.com

www.desarrolloycrecimiento.es

http://metamorfosisyvida.wordpress.com

http:// vesicapiscistours.wordpress.com

 

 

© María Sánchez-Villacañas de Toro (Madrid, 8-12-2020). Todos los derechos reservados