dedicado a la evolución del alma

LITHA 2021: SOLSTICIO DE VERANO

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

Escuela para la Evolución del Alma

 

VESICA PISCIS TOURS

Viajes Sagrados y Conscientes

 

LITHA 2021: SOLSTICIO DE VERANO

 

LA SAGRADA RUEDA DEL AÑO DE LA DAMA DE AVALON Y LAS MORGENS

 

                                                                  La Sagrada Rueda del Año de la Dama de Avalon y las Morgens, está dividida en ocho festividades solares, todas ellas relacionadas con el flujo natural de las estaciones y los acontecimientos astronómicos relacionados con ellas. Como es arriba, así es abajo. Como es abajo, así es arriba. Estas celebraciones suelen describirse como los ocho rayos de esa rueda, una imagen muy útil para recordarnos el continuo suceder de la vida, el ciclo sin principio ni final que ésta es.

 

                                                                  Aunque celebremos cada doce meses la marcha de un año y la llegada del siguiente, en realidad, el año ni empieza ni acaba, como la energía, aunque diferentes tradiciones culturales han determinado uno o dos días para llamarlos Año Nuevo. Sin embargo, como el ciclo de la rueda anual tiene más en cuenta los ritmos de la naturaleza que las fechas del calendario, los comienzos y los finales de cada año se consideran parte de las festividades estacionales, y también están vinculados entre sí.

 

                                                                  Esas festividades, los Ocho Días Sagrados de la Rueda del Año de Nolava y las Morgens, son una mezcla de acontecimientos solares: solsticios y equinoccios, y festividades del fuego originarias de las culturas celta, británica y nórdica que, si nos vamos hacia atrás en el tiempo, veremos que se remontan a épocas y pueblos aún más antiguos, como el egipcio, babilónico, mesopotámico, griego... Las cuatro festividades solares tienen lugar durante el día que marca el acontecimiento astronómico y astrológico de que se trate: Yule, el día más breve o solsticio de invierno, generalmente el 20 o 21 de diciembre; Litha, el día más largo o solsticio de verano: el 20 o 21 de junio; Oestre, el equinoccio vernal, el 20 o 21 de marzo y Mabon, el equinoccio de otoño, el 20 o 21 de septiembre. Y entre estas celebraciones solares, se intercalan otras cuatro festividades del fuego, así llamadas por la costumbre de encender hogueras en esas fechas. Todas ellas suceden a la mitad del equinoccio o solsticio que las precede, y así tenemos que Imbolc se celebra a comienzos de febrero, cuando aparecen los primeros copos de nieve; Beltaine, o Día de Mayo, tiene lugar el 1 de mayo, o cuando aparece la Flor de Mayo; Lammas/Teltane/Lughnasadh, llega a comienzos de agosto, con la cosecha de granos y Samhain, la fiesta de l@s ancestr@s, se festeja entre el último día octubre y el primero de noviembre que, para los pueblos celtas y británicos de la antigüedad era el día de Año Nuevo.

 

                                                                  En cada una de estas festividades, podemos encontrarnos con una manifestación de la Dama de Avalon y con una de las Morgens, puesto que ellas son especialmente honradas y celebradas en esas fechas.

 

LITHA 2021: SOLSTICIO DE VERANO

 

                                                                  Los solsticios son las épocas del año en que la duración de los días y las noches es diferente. Los días comienzan a alargarse a partir del solsticio de verano y las noches a partir del de invierno.  Los solsticios son acontecimientos astronómicos y, cada uno de ellos va precedido por un equinoccio, un período de tiempo durante el cual la duración de la luz y la oscuridad están igualadas. El solsticio de verano sigue al equinoccio de primavera, el período del año en que la luz empieza a crecer y preponderar sobre la oscuridad, preparándonos para la llegada del calor estival, momento del año en el que habitualmente hacemos un descanso laboral y de las actividades cotidianas, sintiendo también el impulso de viajar, disfrutar de la naturaleza y hacer cosas diferentes al resto del año, gracias a la larga duración de los días, y a la luz que reina a nuestro alrededor durante una gran parte de la jornada.

 

                                                                  Litha, el Solsticio de Verano, celebra el triunfo de la luz del día sobre la oscuridad de la noche. La llegada del día más largo del año es celebrada en algunas zonas de Gran Bretaña dentro de los círculos de piedra, las laderas montañosas o cualquier otro lugar sagrado y significativo, como Stonehenge, Avebury o Glastonbury, manifestación física y terrestre de la Isla de Avalon. Muchas personas pasan la noche al aire libre en alguna de esas zonas, para presenciar juntas la salida del sol. En España están las hogueras de San Juan, en toda la zona de Valencia, Castellón y Alicante, además de otras celebraciones parecidas en otros lugares, en las que se da la bienvenida a esta calurosa y luminosa estación de la rueda anual, encendiendo hogueras y echando en ellas todo cuanto se quiera dejar marchar.    

 

                                                                  Litha es un momento idóneo para invocar el poder, la fuerza y la inteligencia del sol triunfante y victorioso. Esta época del año, gracias a la duración más larga de los días, es también muy buena para salir, conocer gente nueva, viajar y visitar otras ciudades o países, y aprender cosas nuevas sobre el mundo, que favorecerán un mejor autoconocimiento. Es una ocasión perfecta para las acampadas al aire libre y para alejarnos de las luces artificiales de la ciudad, permitiéndonos todo ello apreciar la belleza del cielo nocturno plagado de estrellas, un espectáculo que en las ciudades pocas veces podemos disfrutar, tan llenas como están por todas partes de alumbrado y de estímulos que distraen nuestra atención. Gracias al clima más benevolente durante esta época del año, podemos también viajar por mar y otras grandes extensiones de agua, armonizando con sus energías, que son el origen de toda la vida, y favoreciendo también así el contacto con nuestras emociones y sentimientos, directamente ligados al elemento agua.

 

                                                                  Las tradiciones y celebraciones que coinciden con Litha, y el resto de festividades solares, son muy antiguas. Es bastante probable que provengan del neolítico. Por aquel entonces, la gente creía que las plantas que florecían o germinaban durante el solsticio de verano, tenían más poderes curativos y sanadores de lo habitual, razón por la cual solían recolectarlas en la noche de ese día. Se encendían hogueras para protegerse de espíritus malignos, los cuales supuestamente vagaban libremente cuando el sol se ponía por el sur. En años posteriores, las chamanas y los chamanes de los clanes humanos, aprovecharon ese día para remarcar y recordar una fecha infundida con una gran energía sagrada, mágica y alquímica.

 

                                                                  Prácticamente, todas las celebraciones ancestrales fueron adaptadas a su conveniencia por la iglesia católica, hasta que empezó a recuperarse y recordarse su significado y procedencia originales. El solsticio de verano se hizo coincidir con la natividad de Juan el Bautista, precursor de Jesús, nacido justo seis meses después, durante el solsticio de invierno, al menos simbólicamente hablando, ya que todavía no está claro cuándo uno y otro nacieron físicamente ni el modo en que lo hicieron. Con independencia de la veracidad de las fechas para el nacimiento de Juan y de Jesús, claramente vemos la alternancia entre la máxima luz y la máxima oscuridad, en ambos momentos de la rueda del año, al igual que el recorrido que el sol hace por ella, aumentando y disminuyendo su luz y su calor, como igualmente sucede a lo largo de cada día en el que, por el movimiento de la Tierra en relación con él, le vemos aparecer y desaparecer en el horizonte, brillando entre medias de esos dos momentos. Existen abundantes muestras de la celebración de Litha y del día de Juan el Bautista en Irlanda, Escocia, País de Gales y Gran Bretaña, Letonia, Lituania, Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia y Estonia, Francia, Italia, Malta, Portugal, España y algunas zonas fuera de Europa, como Canadá, Estados Unidos e incluso Argentina, Brasil y Paraguay en el hemisferio sur, donde esta celebración coincide con el solsticio de invierno.

 

                                                                  Litha 2021, junto con Nolava de Agua y la Morgen Gliten, llegarán al hemisferio norte el lunes 21 de junio, a las 05:32 horas de España peninsular y 00º 00’ de Cáncer.

 

 

¡¡¡FELIZ LITHA 2021 PARA TOD@S!!!

 

 

María Sánchez-Villacañas de Toro

Psicóloga Colegiada M-02604

 

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

Escuela para la Evolución del Alma

Alquimia del ser

Bibliotecas Akáshicas y Cuerpo Ka

Astrología y Kabalah Evolutivas

Cosmología Maya

 Técnicas cuánticas de sanación y salud

Espiritualidad femenina

Arte espiritual y simbólico

 

VESICA PISCIS TOURS

Viajes Sagrados y Conscientes

 

+34 627 12 09 47

metamorfosisyvida2013gmail.com

vesica.piscis.tours@gmail.com

www.desarrolloycrecimiento.es

http://metamorfosisyvida.wordpress.com

http:// vesicapiscistours.wordpress.com

 

 

© María Sánchez-Villacañas de Toro (Madrid, viernes 18 de junio de 2021)