dedicado a la evolución del alma

ENSEÑANZAS CRÍSTICAS DE ANA, LA ABUELA MATERNA DEL CRISTO JESÚS

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

Escuela para la Evolución del Alma

+34 627 12 09 47

metamorfosisyvida2013gmail.com

www.desarrolloycrecimiento.es

http://metamorfosisyvida.wordpress.com

 

 

ENSEÑANZAS CRÍSTICAS DE ANA, LA ABUELA MATERNA DEL CRISTO JESÚS

 

 ANA COMO ROSA MÍSTICA (3).jpg

                                                                 

UNA ACTUALIZACIÓN DE TU DIVINIDAD ESENCIAL

  

 

                                                          Las enseñanzas de Ana, la abuela materna del Cristo Jesús, están relacionadas con, y encaminadas a, la recalibración, actualización y potenciación de nuestro ADN crístico, cristalino y de quinta dimensión. Igualmente, nos llevan a reconectar con el linaje cósmico y estelar de la Diosa, de la parte femenina de la Divinidad y de la Conciencia Universal, de la que Ana misma es una encarnación viva, como también lo fueron tantas otras mujeres antes que ella y tantas otras después como, por ejemplo, su hija María, su nieta Myriam y su bisnieta Sara, una de las hijas de Myriam y Jesús.

 

                                                                  Las enseñanzas crísticas de Ana, enfocadas aquí con una perspectiva femenina, aunque buscando también la integración con la masculina, son enseñanzas de sabiduría para el buen uso de la energía, es decir, para un manejo consciente de ésta que, en origen y principio, siempre es neutra, motivo por el cual su manera de manifestarse y materializarse estará siempre íntima y estrechamente relacionada con el estado de vibración, evolución, consciencia y conciencia de quien la pone en marcha y funcionamiento, tanto para transformarse y transmutarse a sí mism@, como para crear y co-crear su parcela de vida con ella. La sabiduría, junto con la transformación interior, el amor y la paz, son ingredientes imprescindibles para convertirnos, si así lo sentimos, en los seres crísticos que estamos destinados a ser, reconectando  entonces con nuestra divinidad esencial y recuperando nuestra cristeidad natural, de la misma manera que las enseñanzas búdicas nos ayudan a reconectar con nuestra budeidad primordial, cualidades ambas presentes en nuestro ADN, y que estamos llamad@s e invitad@s a reactivar, recalibrar, actualizar y expandir de forma consciente y voluntaria, tanto para nuestras propias transformación y evolución como para la de la Vida en todas partes.

 

                                                                  Al mismo tiempo, la sabiduría, el amor y la paz, componentes básicos de nuestro código genético y de una amplia variedad de técnicas de transformación y evolución, son también el camino, la herramienta y el medio para reconectar con esa divinidad interior, hacernos cargo de ella y manifestarla en la vida terrena, sacando así a la luz nuestra auténtica esencia multidimensional, mucho más amplia y potente que la personalidad terrestre en la que aquella habita durante nuestro periplo por la humanidad y la materia. Cuando comenzamos a hacerlo, no sólo recuperamos la comunicación con nuestro ser verdadero, bondadoso y bello, vibrante y lleno de amor y luz, sino que también, y en buena medida gracias a ella, recuperamos también nuestra libertad esencial y primigenia, esa con la que fuimos cread@s, y que impregna todas y cada una de las hebras de nuestro ADN, así  como también todas y cada una de las células y órganos que componen nuestro cuerpo fisico, sin cuya existencia el ser y el alma no tendrían forma alguna de llevar a cabo, ni experimentar, cuanto únicamente es posible vivir y hacer en la dimension humana y terrestre de la existencia, que es y habita en todos los rincones del cosmos infinito.

 

                                                                  Las enseñanzas crísticas que Ana, María, José y muchos otros seres de las estrellas, trajeron a la Tierra antes de que Jesús encarnara, preparando asi el camino para su llegada, nos muestran y recuerdan cómo reconectar con, y potenciar, el Cristo Cósmico que anida en lo más íntimo y profundo de nuestro ser, esa divinidad esencial que somos, y que está impregnada en nuestro código genético, con el propósito de convertirnos en seres Cristo-Magdalena, como la misma Ana diría, o en seres Christos-Sophia como lo digo yo, si bien ambas nomenclaturas se refieren a lo mismo, como tendremos oportunidad de recordar aquí y, sobre todo, de materializar.

 

                                                                  Un ser Cristo-Magdalena o Christos-Sophia, ya sea que esté encarnado como mujer o como hombre, es quien manifiesta, potencia y expande, en la existencia humana y terrena, lo más elevado de la esencia divina y cósmica con la que ha sido creado. La energía del Cristo Cósmico, magníficamente expresada por Jesús de Galilea, se refiere a la energía masculina en su más bella y completa expresión. La energía de Magdalena, también muy bien desarrollada y manifestada por Myriam de Betania, Sacerdotisa y Magdalena de Isis, se refiere a la energía femenina en su más elevada frecuencia.

 

                                                                  Ambos, Jesús y Myriam, presencias vivas y manifestaciones de esas energías, a la vez que arquetipos y maestros que las recuerdan a todas las generaciones nacidas después, encarnaron en aquél momento de la existencia humana para que, de nuevo, la semilla de la maestría quedara físicamente sembrada en la tierra, con la intención de que, llegado el momento oportuno, esa semilla creciera y se expandiera por todo el planeta. Gracias a ello, el Reino sería nuevamente restablecido en la Tierra y, como consecuencia, el amor, la paz, la sabiduría, la prosperidad, la fertilidad, la belleza, la bondad y la verdad, volverían a convivir entre sus habitantes, que recuperarían entonces su libertad y su soberanía esencial, velada durante centurias por el imperio de un ego que vivió separado de la divinidad, creyéndose autosuficiente y amo del mundo. Ese momento ya llegó y es ahora.

 

                                                                  Myriam de Betania, como Magdalena de Isis e iniciada en sus ritos que era, precedida en ese conocimiento por la abuela Ana y por la madre María, que también pertenecían a esa hermandad, activó en Jesús las cualidades y características de la energía femenina, esa que, por el hecho de ser receptiva y magnética, nos permite atraer y materializar, todo aquello que la energía masculina, activa y eléctrica, piensa y proyecta. Ambas energías, la eléctrica y la magnética, forman parte de nuestro campo energético y, por consiguiente, también han de estar presentes en el necesario proceso alquímico, que tod@s hemos de llevar a cabo en nuestro sagrado grial individual, tanto para recuperar la conexión con nuestra cristeidad esencial y cristificarnos, como para llevar a término nuestras creaciones y nuestros sueños de una vida plena, hermosa y llena de amor.

 

                                                                  Si bien Myriam de Migdal, alma gemela de Jesús, pareja y madre de su descendencia, es mucho más conocida por tod@s, será de la mano de Ana, una de las más sabias antepasadas y más avanzadas maestras de su linaje materno, con quien andaremos el camino hacia la actualización de nuestra divinidad esencial, con el propósito de transformarnos en Cristos-Magdalenas vivientes del siglo XXI, bajando y anclando con esa conciencia la Nueva Tierra y la Nueva Humanidad, que ya están creadas en los planos superiores. Así lo hizo con María, una de sus hijas y discípulas, igual de avanzada que ella, y mucho más profundamente con sus dos niet@s: Jesús y Myriam, siendo así como lo hará con tod@s y cada un@ de nosotr@s, sus nietas y nietos actuales.

 

                                                                  Para lograr esos propósitos, llevaremos a cabo distintas prácticas de meditación, oración, transformación, renacimiento, recalibración y actualización que se realizaban en los templos de Lemuria, Atlántida, Egipto, Inglaterra…, todas ellas necesarias para la transmutación alquímica que, posteriormente, nos permitirán reconectar con, y anclar, la presencia maestra que anida en nuestro ADN humano y terreno, que también es divino y cósmico, requisito previo y preparatorio para acceder a un escalón evolutivo de mayor conciencia y vibración, pasando así de la tercera a la quinta dimensión, mientras permanecemos en nuestro actual vehículo terrestre y seguimos habitando este planeta, llamado la joya azul por much@s de nuestr@s herman@s de las estrellas.

 

                                                                  El itinerario de ese camino será el siguiente:

 

PARTE TEÓRICA

 

1. ANA Y LA CARA FEMENINA DE LA DIVINIDAD

2. ANA LA ESENIA

3. ANA Y LA HERMANDAD DEL CÁLIZ, LA PALOMA Y LA ROSA

4. ANA Y EL LINAJE FEMENINO DEL CRISTO JESÚS

5. ANA, ROSA MÍSTICA, SANTO GRIAL ENCARNADO Y PALOMA BLANCA DE LA PAZ

6. ANA, MAGDALENA Y SACERDOTISA DE ISIS

7. ANA, ENCARNACIÓN FEMENINA DE LA CONCIENCIA CÓSMICA DE CHRISTOS-SOPHIA

8. ANA Y LOS MISTERIOS FEMENINOS DE LA SANGRE Y DE LA VIDA: CONCEPCIÓN, GESTACIÓN, NACIMIENTO, VIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN

9. SEXUALIDAD SAGRADA Y CONCEPCIÓN CONSCIENTE

10. CRISTEIDAD Y CRISTIFICACIÓN

 

PARTE PRÁCTICA

 

  1. LA ALQUIMIA DEL SER: LOS CINCO ELEMENTOS Y LA CONCIENCIA CÓSMICA DE CHRISTOS-SOPHIA
  2. LOS CINCO REINOS
  3. LAS MANOS COMO HERRAMINTA DE, Y MEDIO PARA, LA SANACIÓN Y LA REGENERACIÓN ENERGÉTICA
  4. LA GEOMETRÍA SAGRADA Y LA CONCIENCIA CÓSMICA DE CHRISTOS-SOPHIA
  5. PRINCIPALES GEOMETRÍAS SAGRADAS USADAS POR ANA
  6. CÁMARAS DE ARMONIZACIÓN PLEYADIANAS
  7. MEDITACIONES, ACTIVACIONES Y VISUALIZACIONES                                                                 

 

                                       Y en cuanto a los lugares que visitaremos, para hacer las prácticas correspondientes a estas enseñanzas, se encuentran los siguientes: Monte de los Olivos, Río Jordán, Mar de Galilea, Cafarnaún, Nazareth, Monte Carmelo, Qumrán, Alejandría, Kom Ombo y Heliópolis en Egipto, desierto de Judá, Monte Sinaí, Jerusalén, Canáa, Sur de Inglaterra, Sur de Francia… En todos ellos, y en muchos más, Ana pasó una buena parte de su vida y de sus experiencias, realizando iniciaciones y compartiendo sus enseñanzas, ya que vivió más de seis centurias encarnada en el mismo cuerpo, algo que pueden lograr los seres muy elevados, y que también nosotr@s, en algún momento del tiempo, conseguiremos materializar.

 

                                                Las fechas y el horario en que tendrán lugar estas enseñanzas están aún por determinar y concretar, así como el valor monetario de las mismas.

 

IMPARTE LA FORMACIÓN:

 

María Sánchez-Villacañas de Toro

Psicóloga Colegiada M-02604

 

AVALON PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD

Escuela para la Evolución del Alma

Alquimia del ser

Registros Akáshicos y Cuerpo Ka

Astrología y Kabalah Evolutivas

Cosmología Maya

 Técnicas cuánticas de sanación y salud

Espiritualidad femenina

Arte espiritual y simbólico

 

VESICA PISCIS TOURS

Viajes Sagrados y Conscientes

 

+34 627 12 09 47

metamorfosisyvida2013gmail.com

vesica.piscis.tours@gmail.com

www.desarrolloycrecimiento.es

http://metamorfosisyvida.wordpress.com

http:// vesicapiscistours.wordpress.com

 

© María Sánchez-Villacañas de Toro - (Madrid, lunes 15 de noviembre de 2021)

Todos los derechos reservados, sin perjuicio